Psicología y Astrología

Astrologia y Psico

Psicología y Astrología.

 

Se puede decir que la Astrología fue la primera forma de Psicología. Claro, que hay que hablar de la Astrología seria, nada que ver con la que se conoce popularmente desde hace un siglo, los horóscopos de las revistas.

Los astrólogos eran consejeros en el sentido más amplio, aunque no estaban al alcance de todo el mundo. Desde tiempos prehistóricos el hombre ha mirado al cielo en busca de respuestas y el conocimiento de patrones repetitivos, ciclos. En culturas tradicionales, la Astrología se consideraba una de las formas más elevadas de conocimiento. Estaba unida al conocimiento de la medicina, filosofía, metafísica, meteorología, matematicas…y al conocimiento astronómico. Astronomía y astrología eran inseparables.

Muchos de los conocimientos básicos de astronomía actuales vienen de la época en que el astrónomo era igualmente astrólogo. Galileo y Ptolomeo, de las figuras más influyentes en el conocimiento astronómico también lo eran.
Y grandes pensadores como Platón, Aristóteles, Dante, Goethe, Yeats, Kepler, Newton. En el mundo de la psicología tanto Jung como Grof, le daban un papel fundamental a la astrología para el conocimiento completo del ser humano. 

¿Qué es realmente la astrología?

Es un lenguaje simbólico que estudia los ciclos planetarios y sus tránsitos por los signos del zodíaco, casas y cómo se manifiesta en los individuos o en los eventos mundiales.  Analiza qué tipo de energías componen a la persona, teniendo siempre en cuenta que una persona no es un signo, sino una configuración extraordinaria y compleja.

Orígenes inciertos y ancestrales

Sobre los orígenes no se sabe con certeza, pero desde tiempos prehistóricos, el hombre tuvo la necesidad de observar e intentar descifrar los ciclos planetarios, los más evidentes de la Luna y el Sol, que influyen sobre el sueño-vigilia, las estaciones, la menstruación, las mareas, la reproducción de animales, etc. Los calendarios y conocimientos básicos de astronomía se deben a la astrología.

Así, desde hace miles de años, la Astrología fue usada como ciencia  por caldeos, asirios, egipcios, persas, chinos—. Especialmente importante, ya que llega hasta nuestros días, las Astrologías helenística, árabe, védica o hindú.  Estas Astrologías ya incorporan los signos, casas y significados arquetípicos de los planetas, casi como los conocemos hoy en día.

Distintas interpretaciones de la Astrología

Hace años se creó la disciplina llamada Astrología Psicológica, que pretendía aunar ambas disciplinas, con Dane Rudhyar, que aporta estudios muy interesantes acerca de la influencia astral sobre la psique de la persona. También lo han hecho Richard Tarnas con su excepcional libro “Cosmos y Psique” apoyado por el mismo Stanislav Grof. En su libro Psicología del Futuro” le dedica a la Astrología su última parte, recomendando su profundo conocimiento a los psicólogos.

Igual que en la psicología hay distintas escuelas que pueden aplicar técnicas válidas para la persona,  distintas escuelas astrológicas pueden ser válidas. Sin embargo, la Astrología ya tiene valor por sí misma, y pienso que no hay necesidad de hacer un híbrido con la Psicología, aunque puedan complementarse.

Es necesario comprender a fondo las bases filosóficas y espirituales de la astrología al interpretar la carta natal de cada persona. Ésta es única y bien interpretada y leída puede tener mayor potencial para el autoconocimiento que un test de personalidad.
Se basa en las características arquetípicas de los planetas, de los que también habló Jung.

Un conocimiento complejo

Más allá de lo que significan los signos (nadie es un solo signo).  Los planetas rigen signos  y tienen sus propias cualidades de humedad / sequedad, frialdad /calidez. Estas características  conforman el  temperamento (que no es lo mismo que carácter o personalidad) según 4 tipos : sanguíneo, flemático, melancólico y colérico.

Y basándose en los 4 elementos: Tierra, aire, fuego, agua (en los que también baso mis sesiones de Psicología Transpersonal)

Es la combinación única de estas variables, la forma básica de interpretar la carta, pero hay otras variables importantes a considerar, aspectos, períodos, decanos, triplicidades, etc.

Obviamente hay determinismo según la concepción clásica, pero bien entendida como una  predisposición. Nada es absoluto desde la experiencia humana. Es un nuevo lenguaje y manera de ver el mundo, que conforma una perspectiva  más amplia de pensamiento. Una excelente forma de vivir en comunión con la naturaleza y el cosmos, más allá del materialismo y del ego.

Claro que hay charlatanes (no más que en otras profesiones) pero el estudio serio, riguroso, la dedicación lleva años y años de estudio, toda una vida. No tiene nada que ver con algo mágico o esotérico. Es un lenguaje, un arte también para interpretar y traducir los símbolos.

Los planetas no son “responsables” de lo que le pasa a la persona. Marte no es el responsable de que una persona sienta ira. Pero sí es como un reflejo exterior. De manifestación interna y externa. Igual que el reloj marca la hora pero no es el responsable del paso del tiempo. Escribiré más sobre el tema.

 

       “Nuestra psique está formanda en armonía con la estructura del universo, y lo que sucede en el macrocosmos sucede igualmente en los rincones infinitesimales y más subjetivos de la psique · (C. Jung)

 

Suscríbete al blog!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *